sábado, 5 de mayo de 2012

Acadia, más que una región de Canadá.


Bandera Oficial de la región de Acadia


    Acadia es el nombre dado a las antiguas colonias de Nueva Francia en las tres provincias marítimas de Canadá (Nueva Escocia, Nuevo Brunswick e Isla del Príncipe Eduardo) así como una parte del Québec (sur de la península gaspesiana).


    La región fue colonizada por primera vez por los franceses en 1604, pero los ingleses la reclamaron, en virtud de las exploraciones del navegante italiano Giovanni Caboto, en 1497 y 1498. Jacobo I Estuardo de Inglaterra concedió Acadia al poeta y político escocés Sir William Alexander en 1621, pero el control sobre ella cambió varias veces de mano durante el posterior enfrentamiento anglo-francés por la supremacía en América del Norte. Los británicos obtuvieron el dominio de Acadia mediante el Tratado de Utrecht (1713), que puso fin a la Guerra de Sucesión española, con el que también consiguieron el dominio de Gibraltar, la isla de Menorca y otras posesiones del Imperio Español.

Territorios de Nueva Francia en el s XVII

    En 1755, debido al nuevo inicio de la guerra con Francia (la fase norteamericana de la Guerra de los Siete Años) y a las dudas acerca de la lealtad de los habitantes de Acadia, las autoridades coloniales británicas expulsaron a los acadios de sus tierras, les arrebataron sus propiedades y les dispersaron por las demás colonias británicas de América del Norte. La historia del exilio acadio fue relatada en el poema Evangeline (1847) del poeta estadounidense Henry Wadsworth Longfellow.

    Muchos acadianos se exiliaron en el sur de los Estados Unidos. Una comunidad destacable de ellos reside actualmente en el estado de Luisiana, donde todavía hablan su propia lengua, el francés cajún.